TARTA DE CHOCOLATE

Esta receta es sencillísima de realizar y el resultado es sorprendente. Se trata de una tarta de chocolate que más bien es un bizcocho húmedo que se come con cucharilla (o tenedor), y en mi caso está cubierta por una fina capa de chocolate crujiente y azúcar glass como decoración.





El caso es que un día compré una caja de cupcakes de Belbake, pero en lugar de hacer los 12 cupcakes decidí hacer 1 grande (el gran cupcake) y.... mmmmmmm!!! Así que me guardé la caja para tener a mano la lista de ingredientes que llevan, y probando probando he dado con una proporción de ingredientes perfecta.

Espero que os animéis a hacerla y que la disfrutéis.

_______________________________________
_______________________________________

INGREDIENTES:

Para el bizcocho:
- 140gr de azúcar
- 125gr de harina
- 45gr de cacao en polvo desgrasado
- 3gr de levadura
- 125ml de leche
- 100ml de aceite de girasol
- 1 huevo

Para decorar:
- 75gr de chocolate para fundir
- 25gr de mantequilla sin sal
- Azúcar glass

PREPARACIÓN:

Ponemos en un recipiente grande los ingredientes secos tamizados previamente: la harina, el azúcar, el cacao y la levadura. Con una varilla de mano mezclamos bien todos los ingredientes.

En otro recipiente ponemos el huevo, la leche y el aceite y lo mezclamos bien con las varillas de mano. Seguidamente volcamos esta mezcla dentro del recipiente donde tenemos la mezcla de harina, cacao, azúcar y levadura. Ahora sólo queda mezclarlo hasta que esté todo bien integrado y verter la mezcla en nuestro molde para tartas previamente engrasado con un poco de aceite de girasol..
Precalentamos el horno a 160ºC, calor arriba y abajo y horneamos la tarta durante 25 minutos.

Pasado este tiempo sacamos la tarta del horno y la dejamos templar. Mientras tanto fundiremos los 75gr de chocolate al baño maría o en el microondas (cuidado si lo hacéis en microondas que no se os queme). Cuando esté derretido añadiremos la mantequilla hasta que se disuelva completamente y cubriremos la tarta con esta mezcla.

Finalmente cuando el chocolate haya solidificado espolvorearemos generosamente con azúcar glass toda la superficie de la tarta.
Ah! ¡Que se me olvidaba! Tened en cuenta que esta tarta está mucho mejor si la dejamos reposar hasta el día siguiente porque está mucho más jugosa. Yo la preparé para el día de Navidad, y la serví con helado de nata y sirope de chocolate. Y se conserva igual en nevera que a temperatura ambiente (siempre que no estemos en verano).

¡Espero que os guste!

1 comentario:

  1. La he probado y esta de " estrella michelin".

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tus comentarios.